El certamen dio visibilidad y proyección a la formación y preparación técnica de los profesionales en el ámbito de la personalización

Madrid, marzo 2016.- Demonstener, la creación presentada por la empresa madrileña del  mismo nombre se alzó con el primer premio de Concurso de Constructores de Motos MotoMadrid 2016, celebrado en el marco de la quinta edición del Salón Comercial de la Motocicleta.

Creada a partir de la derivación de una BMW D 1200 R, el jurado del certamen valoró las peculiaridades de esta motocicleta que incluían la mayor distancia entre ejes, el peso de 190 Kg., la elaborada suspensión y un ángulo de dirección de 22º, entre otras características. Demonstener se alzó con el primer puesto, logrando un premio en metálico de 3.000 euros.

Esta primera edición del Concurso de Constructores de Motos MotoMadrid 2016 representó un paso hacia adelante del ya tradicional bike show que el Salón acogía desde su creación en 2012. La puesta en marcha de este certamen tiene como objetivo dar mayor visibilidad a los profesionales de las dos ruedas que desarrollan un minucioso trabajo en la personalización de motocicletas, afrontando, con formación y preparación técnica, acciones de ingeniería,  diseño, creación y montaje de la moto. A esta primera edición del Concurso se presentaron un total de 15 exclusivas propuestas, que pusieron de manifiesto el elevado nivel que desarrollan los constructores  españoles.

El concurso establecía además dos premios para finalistas y uno para la puesta en escena del stand. El galardón al primer finalista, dotado  con un cheque para la adquisición de productos Continental por valor de 1.000 euros, se lo llevó XTR Peppo con su Bol D´Or, una espectacular Ducati con motor de 900 SS´92 potenciado y bastidor derivado de una Pantah 600 del ´83. El segundo finalista, premiado con una cazadora de cuero GPO valorada en 500 euros, fue para la empresa de Burgos No Stock Bikes con la motocicleta Herejía, una impresionante «radical» totalmente autoconstruida por José Luis Sánchez y propulsada por un motor de Suzuki Savage. Finalmente, la mejor puesta en escena de su espacio expositivo, galardón que concedía la organización de MotoMadrid, fue para la empresa Hell´s Kitchen Garage.

El jurado de esta primera edición del Concurso de Constructores de Motos, encargado de valorar  las soluciones aportadas por los participantes en ingeniería, terminaciones, diseño, funcionalidad y fabricación propia de componentes, estuvo integrado por Manuel Merino, profesor de Ingeniería Electrónica de la Universidad Politécnica de Madrid; Rafael López, sales manager para España y Portugal de Indian Motorcyles y Victory;   Alvaro Cabezas, editor de la revista especializada Custom Machines; y Mario Palacios de Arizon Custom Bikes, taller especializado en la construcción y trasformación de motos Harley Davidson desde 2007. La secretaría técnica del certamen corrió a cargo de la empresa Madrid City Crew, especializada en la realización de eventos vinculados con las tendencias artísticas urbanas y especialmente con el mundo Biker.

Además de las tres motocicletas premiadas el jurado valoro las siguientes propuestas:

  • 124 Chopper: una realización totalmente original, obra del sueco afincado en España Rune Skullerud bajo su marca Iron Boyzz.
  • Brava: el conocido taller Adrenaline Machine nos trae su Brava, una moto de campo basada en la mecánica de una BMW R80.
  • BMW John Player Special: portando los colores negro y oro de JPS que hicieron famosos los Lotus de Fórmula 1 en los años 70 y 80, esta moto de Hell’s Kitchen Garage deriva de una BMW R65.
  • Suzuka: esta Cafe Racer se ha montado partiendo de una Suzuki GS 450 de 1988 con un indudable estilo retro propio de Cafe Racer Madrid.
  • CRS 009: partiendo de una Yamaha XV750 de 1982 se ha diseñado esta minimalista moto con los colores oficiales de la época y firmada por Cafe Racer SSpirit.
  • XR400 Guso Racing: una moto de campo Honda XR 400 transformada en una moto de carretera, que parece antigua, pero tiene aspecto y carácter «racing».
  • 883 Tracker: El Concesionario de Harley Davidson ha tomado como base una Sporster Iron 2016 e, inspirándonos en las carreras de dirt track americanas, ha creado la 883 Tracker.
  • Rec Division: el taller Cafe Racer Obsesion (CRO) de Fede Ruiz presenta esta pieza basada en una Honda CB 400T de 1980 con un elevado nivel de customización.
  • Scrambler Spirit: basada en una Honda XBR 500 de carretera, el joven taller 72 Cycles Performance ha desarrollado una scrambler apta para cualquier terreno, con una chasis elevado y un aire retro años ’70.
  • 1.2 CRC Radical Cafe Racer: transformación típica del concesionario Capital de Harley Davidson: partiendo de una XL 1200 N se ha desarrollado una Cafe Racer muy especial y elaborada.
  • Conquistadora: el taller AorosHD ha creado su propia Harley al más puro estilo «custom» norteamericano con multitud de piezas realizadas artesanalmente a mano.
  • Jamtek: la empresa valenciana de Javier Acosta, especialista en «streetfighters», participa con esta moto construida desde cero entorno ¡a un motor Suzuki!. Una máquina ágil y nerviosa.

MotoMadrid 2016 se celebró del 11 al 13 de marzo en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo.  Esta quinta edición del Salón Comercial de la Motocicleta, contó con la participación de más de 240 expositores y una treintena de marcas de motocicleta representadas y recibió la visita de más de 43.000 personas.

Más info en www.salonmotomadrid.com

Nota de Prensa

Pin It on Pinterest

Shares
Share This